Please select your country / region

Close Window
GT
Comunidad de GT SPORT
ES
SRT Tomahawk Vision Gran Turismo: Unveiled
REPRODUCIR VÍDEO

REPRODUCIR VÍDEO

Gran Turismo®6

Presentamos el SRT Tomahawk Vision Gran Turismo

El SRT Tomahawk Vision Gran Turismo se ha estrenado en "Gran Turismo 6", en exclusiva para PlayStation®3. Este es un Gran Turismo del futuro, equipado con tecnología punta que va desde los materiales al tren motriz, el chasis y la aerodinámica. Y no solo eso, el coche incluye 3 modelos clasificados según sus funciones de control y potencia. ¡Experimenta un rendimiento que superará tu imaginación!

Cómo conseguirlo

Una vez instalada la actualización 1.20, se pueden comprar los coches desde la opción [Vision GT] de la sección [COCHES] en "Mi Mundo". También se puede conseguir el SRT Tomahawk S Vision Gran Turismo completando una vuelta (independientemente del tiempo marcado) en los nuevos eventos de temporada, disponibles por un periodo limitado. Los otros dos modelos se pueden ganar como premio al obtener bronce o superior en el evento de temporada.

Además, tras la actualización, todos los jugadores recibirán el mono SRT Vision GT, el mono antigravedad de desarrollo SRT y el mono antigravedad de carreras SRT correspondientes de cada coche.

Sobre el SRT Tomahawk Vision Gran Turismo

El SRT Tomahawk Vision Gran Turismo representa un concepto a veinte años vista de rendimiento exigente y sin restricciones, una fusión virtual de la industria del motor llevada al extremo y un diseño espectacular. El Tomahawk es un monoplaza con motor central-trasero y tracción a las cuatro ruedas construido sobre un chasis compuesto y diseñado alrededor de un agresivo tren motriz.

Dos son las fuentes de las que obtiene su motivación el Tomahawk:
• El sistema propulsor principal es un motor V10 prácticamente plano, de 6,98 litros y 144 grados que genera más de 1000 caballos.
• La potencia auxiliar se almacena en dos cilindros neumáticos compuestos que abarcan casi toda la distancia entre ejes. Las dos ruedas delanteras están conectadas a una unidad de energía neumática de cuádruple fase y estabilizador variable que almacena y descarga la energía neumática. El motor V10 está conectado a una unidad de energía neumática similar. Este sistema confiere al Tomahawk una tracción a las cuatro ruedas que mejora los giros y la aceleración cuando el agarre de las ruedas traseras está limitado por la tracción.

El ligero chasis compuesto del Tomahawk emplea materiales avanzados como estructuras de grafeno de microcuadrículas y nanofibras de carbono huecas. Todos los elementos transparentes del Tomahawk están elaborados en grafeno, incluidas la cabina y las ventanas que cubren el motor. El parabrisas de grafeno permite al conductor disponer de un visor digital con todas las comunicaciones y la instrumentación del vehículo. Los cilindros neumáticos con filamentos en serpentín son elementos integrales de la estructura y están laminados en el chasis. Todo el diseño del vehículo, desde la posición baja del conductor hasta el motor V10 con disposición prácticamente plana, está creado para obtener el menor centro de gravedad posible.

La mecánica de conducción del Tomahawk mejora gracias a un sistema aerodinámico en continua actividad que emplea diversos elementos con funcionamiento neumático, incluidos un alerón trasero y uno delantero secundario. Estos paneles se ajustan constantemente a las condiciones de la pista y a las acciones del conductor para maximizar la carga aerodinámica y minimizar la fricción. El sistema aerodinámico del Tomahawk reacciona ante los datos obtenidos por un escaneado mediante láser que detecta los cambios en la superficie frente al vehículo. El ordenador anticipa los cambios en la altura, la inclinación y los desvíos, y ajusta el alerón en consecuencia.

El escape del motor V10 está conectado al difusor trasero mediante una serie de pares de guías. El flujo del escape, junto al sistema aerodinámico activo, proporciona un flujo de aceleración en la parte baja de la carrocería por la parte trasera que crea un efecto difusor y aumenta la carga aerodinámica sin afectar negativamente a la fricción.

La suspensión del Tomahawk también emplea de diversas formas el sistema neumático. El vehículo cuenta con una serie de muelles neumáticos de índice variable que proporcionan una amortiguación ajustable. Además, el Tomahawk incluye un revolucionario sistema de caída activo mediante el cual las juntas de las ruedas se ajustan para inclinar el vehículo en las curvas; cada rueda genera un ángulo hacia dentro o hacia fuera para mantener el contacto óptimo del neumático y el mayor agarre posible.

SRT Tomahawk S Vision Gran Turismo

La versión S conserva las impresionantes características del Tomahawk Concept cumpliendo la normativa legal para circular por carretera. Es un buen punto de partida antes de aventurarse a conducir las versiones superiores GTS-R y X. Teniendo en cuenta los estándares de hoy en día, la relación potencia/peso del Tomahawk S alcanza valores extremos, pero uno puede llevar al límite sus prestaciones sin necesidad de ponerse un traje antigravedad. Aun así, será necesario poner los cinco sentidos en la pista para obtener los endiablados tiempos de vuelta de los que es capaz este vehículo.

El Tomahawk S cuenta con la versión menos potente del motor V10 de 6,98 litros y del sistema de energía neumática, pero incluso siendo de "nivel inicial" genera más de 1000 caballos. Está equipado con un alerón delantero activo y uno trasero integrado en la carrocería.

SRT Tomahawk GTS-R Vision Gran Turismo

Todo deportivo que se precie debe tener una versión de carreras de su equivalente de carretera. El GTS-R es la versión más ligera de competición de la serie Tomahawk. Debido a su mayor potencia, su menor peso y su mejor agarre, el Tomahawk GTS-R requiere un traje de carreras especial presurizado para contrarrestar los efectos físicos de la gran fuerza G lateral. Este traje antigravedad se presuriza mediante una serie de pequeñas conexiones con el sistema neumático del vehículo y dispone de una gran capacidad de reacción.

El sistema aerodinámico del GTS-R está mejorado con una versión de doble elemento del alerón trasero activo. El elemento superior se ubica debajo del inferior cuando no está en uso o durante maniobras de poco agarre o mucha velocidad. Los cuatro guardabarros están ventilados para evitar que se acumule mucha presión en los compartimentos de las ruedas.

SRT Tomahawk X Vision Gran Turismo

El X representa el rendimiento en su versión más extrema. Para sacar pleno partido a sus características, el conductor deberá llevar al límite sus reflejos y su propio cuerpo. Incluso con la ayuda del traje antigravedad, el conductor tiene que realizar un programa de entrenamiento de siete meses y adquirir la condición física necesaria para pilotar el prototipo Tomahawk X a un nivel 10/10. Este programa de entrenamiento solo admite a los mejores conductores.

A pleno rendimiento, el sistema aerodinámico del Tomahawk X, que incluye nueve paneles aerodinámicos individuales, genera unos niveles colosales de aceleración lateral. Además del alerón trasero de doble elemento y el oculto bajo la carrocería, el X cuenta con paneles de alerones en las esquinas sobre las cuatro ruedas. También dispone de dos paneles guía en cada uno de los faldones traseros. Los paneles guía y los de los alerones en las esquinas funcionan junto al alerón trasero para generar una gran carga aerodinámica y un revolucionario efecto de fuerza de desvío: una fuerza lateral que desplaza el aire y hace que el coche gire de manera similar a un avión. Además de la carga aerodinámica y la fuerza de desvío, los paneles pueden usarse con un modo de frenado de alta resistencia. Los paneles salen del vehículo en toda su longitud creando una especie de paracaídas que casi duplica la longitud frontal del coche.

En el modo de bajo agarre, todos los paneles del X se recogen y quedan plegados junto a la carrocería del vehículo. Cuando está a punto de alcanzar la velocidad terminal, la presión neumática restante puede descargarse sobre la parte trasera y los laterales del coche para modificar y reducir la estela de turbulencias. De esta manera, disminuye todavía más el agarre aerodinámico y permite al Tomahawk alcanzar su velocidad máxima. El motor V10 del Tomahawk cuenta con más de 2000 caballos. Con los cilindros neumáticos completamente cargados, la potencia de tracción a las cuatro ruedas del X llega a alcanzar más de 2500 caballos y unas velocidades inimaginables.

Acerca de Vision Gran Turismo

Vision Gran Turismo es un proyecto en el que las marcas líderes del sector de todo el mundo desarrollan prototipos para Gran Turismo y sus fans. ¡Próximamente habrá más fantásticos coches disponibles!