Please select your country / region

Close Window
GT
Comunidad de GT SPORT
MX
INFORME DE EVENTOS

Una obra maestra del automovilismo que tomó al circuito por sorpresa: El Alfa Romeo 8C2300 gana el Trofeo de Gran Turismo 2019

El 26 de agosto, en el 68.° Concours d’Elegance de Pebble Beach en los Estados Unidos, el productor de la serie “Gran Turismo”, Kazunori Yamauchi, otorgó el “Trofeo de Gran Turismo” al Alfa Romeo 8C2300 de 1931.

Este auto es un ejemplo perfecto de los diseños de Alfa Romeo de la década de 1930. Se basó en el 6C, el cual había logrado un número de increíbles victorias en carreras de autos. El maestro ingeniero Vittorio Jano combinó el chasis del 6C con un motor de ocho cilindros en línea de 2,3 L, equipado con una culata de aluminio liviana y un sistema de lubricación por cárter seco, a lo que le agregó un supercargador tipo Root para completar esta obra maestra. La designación 6C y 8C hace referencia al número de cilindros, mientras que el número que se encuentra inmediatamente después representa la cilindrada.

La increíble velocidad del 8C lo llevaría a conseguir 4 victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans entre 1931 y 1934, como también 3 victorias consecutivas en Targa Florio y Mille Miglia. Se fabricaron aproximadamente 188 unidades en un período de 4 años, a partir de 1931, con la mayoría de las carrocerías producidas por Touring o Zagato. Las magníficas proporciones de este automóvil se ven ilustradas por la combinación de un gran capó de motor (que aloja un motor de 8 cilindros), una carrocería baja y guardabarros minimalistas.

También nos gustaría presentar algunos autos ganadores destacados, como también otros nominados para el Trofeo de Gran Turismo de este año.

Chrysler Thunderbolt de 1941

Antes de que se desatara la Segunda Guerra Mundial, el automóvil era un objeto muy deseado por la población norteamericana. Cada fabricante presentaría sus “autos de ensueño”, que ahora serían conocidos como modelos prototipo, para alimentar aún más tales sueños de ser propietario de un automóvil.

El Thunderbolt es uno de esos autos de ensueño. Fue diseñado por el futurista Alex Tremulis, quien más tarde produciría el famoso sedán Tucker. Si bien carecía de guardabarros prominentes y de la parrilla de radiador que caracterizó a los vehículos Chrysler previos, el Thunderbolt presentaba numerosas innovaciones tecnológicas, incluido un techo rígido retráctil, faros retráctiles y ventanillas eléctricas.

Bentley de 4,5 L de 1928

Cuando hablamos de Bentleys, es imposible no mencionar las 24 Horas de Le Mans. Estos autos comenzaron a competir en Le Mans en la carrera inaugural de 1923, y su participación continuaría para ganar la competencia 4 veces consecutivas desde 1927 hasta 1930.

El Bentley de 4,5 L es uno de esos autos ganadores, que se llevó la victoria en 1928. Este auto se destaca por su motor de gran capacidad, el cual se seleccionó para compensar su carrocería cuadrada y pesada. El motor SOHC de 4 válvulas y 4 cilindros en línea de 4398 cc producía 110 hp. Entre 1927 y 1931, se fabricaron 665 de estos autos. Su carrocería estándar Vanden Plas adornada con pintura British Racing Green hace que el Bentley sea excepcionalmente atractivo.

Porsche Carrera GTL de 1960

Basado en el 356, uno de los autos deportivos más prominentes de su tiempo, el Carrera fue un modelo especial modificado para participar en carreras. Si bien solo se fabricaron 60 unidades, 20 de estas unidades terminaron en manos del especialista en modificaciones Carlo Abarth en Turín, donde fueron modificadas para reducir el peso. Esto dio como resultado el Carrera GTL.

La carrocería fue diseñada por Franco Scaglione, conocido por sus diseños aerodinámicos y estilizados. Estos autos participarían en las 24 Horas de Le Mans desde 1960 hasta 1962, donde obtendrían 3 victorias consecutivas en la clase de 1600 cc. Este vehículo en particular se envió primero a Suecia al momento de la venta, y conserva un alto nivel de originalidad y también ostenta un bajo kilometraje.

Howmet TX de 1968

Durante la década de 1950 hubo mucho interés en el posible reemplazo de los motores de pistones con motores de turbina de gas. Renault, Fiat, Rover y Chrysler, como muchas otras organizaciones, realizaron pruebas con dichas máquinas. Este Howmet TX es un raro ejemplo de tecnología de turbina de gas implementada en un auto de carreras.

El instigador de este proyecto fue el piloto de carreras Ray Heppenstall, quien propuso equipar una estructura McKee Engineering con 2 motores de turbina de helicóptero Continental Aviation. El auto no logró competir en las carreras de resistencia de 24 horas de 1968 en Daytona, Sebring y Le Mans, aunque sí pudo producir diversos resultados favorables en carreras de velocidad.

Ferrari 250GT de 1956

Tras dejar Alfa Romeo, Enzo Ferrari siempre había sentido preferencia por motores de 12 cilindros. Este sueño se cumpliría con el Ferrari-Colombo V12, diseñado por el ingeniero Gioacchino Colombo, quien dejó Alfa Romeo para trabajar con Ferrari. Un auto para usar este motor fue la serie 250.

El auto se fabricó en 1956, la mayoría de los modelos del 250GT fueron construidos por Scaglietti basados en el diseño de carrocería de Pinin Farina. Sin embargo, Zagato también fabricó una edición limitada de 5 autos apuntados a clientes que buscaban un diseño más radical. Este auto en particular, el primero de su tipo, presenta un esquema de color de dos tonos, azul oscuro metálico y blanco, que lo separa del resto de la alineación de Ferrari.

Se planea agregar en un futuro a Gran Turismo el Alfa Romeo 8C2300, auto galardonado con el Trofeo de Gran Turismo. El premio al Mejor auto del Salón del Concours d’Elegance de Pebble Beach fue otorgado al Bentley 8 Litre Gurney Nutting Sports Tourer de 1931.

(Descripciones proporcionadas por Hideo Kodama)