Please select your country / region

Close Window
GT
Comunidad de GT SPORT
ES
INFORME DEL EVENTO

Una obra maestra de la automoción que arrasó en el circuito: El Alfa Romeo 8C 2300 gana el trofeo Gran Turismo 2019

El 26 de agosto, en la 68.ª entrega anual del Pebble Beach Concours d'Elegance en los Estados Unidos, el productor de la serie Gran Turismo, Kazunori Yamauchi, otorgó el trofeo Gran Turismo al Alfa Romeo 8C 2300 de 1931.

Este coche es el ejemplo perfecto de los diseños de Alfa Romeo de los años treinta. Está basado en el 6C, que ya había conseguido un asombroso número de victorias en el mundo de las carreras. El maestro ingeniero Vittorio Jano emparejó el chasis del 6C con un motor de ocho cilindros en línea de 2,3 litros equipado con una cabeza de aluminio ligero y reconvertido con un cárter seco al que añadió un sobrealimentador tipo Roots para completar esta obra maestra de ingeniería. La denominación de los modelos 6C y 8C se refiere al número de cilindros, mientras que el número representa la cilindrada del motor.

La extraordinaria velocidad del 8C le otorgaría cuatro victorias consecutivas en las 24 horas de Le Mans entre 1931 y 1934, y otras tres victorias consecutivas en la Targa Florio y la Mille Miglia. Se calcula que desde 1931 se fabricaron 188 unidades durante 4 años, la mayor parte de las carrocerías estuvieron a cargo de Touring o Zagato. Las magníficas proporciones de este automóvil quedan reflejadas en la combinación de un capó de motor grande que alberga el motor de 8 cilindros, carrocería baja y guardabarros minimalistas.

Nos gustaría presentar también otros notables coches premiados y a los demás nominados al trofeo Gran Turismo de este año.

Chrysler Thunderbolt de 1941

El automóvil era un objeto muy codiciado por los estadounidenses antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Cada fabricante presentaba sus "coches de ensueño", lo que se conocía como prototipos, alimentando así el sueño de poseer un automóvil.

El Thunderbolt es uno de esos coches de ensueño. Fue diseñado por el visionario Alex Tremulis, quien más tarde produciría el famoso Tucker sedan. Aunque no tenía los prominentes guardabarros y la rejilla del radiador característicos de los anteriores Chrysler, el Thunderbolt presentaba numerosas innovaciones tecnológicas que incluían un techo rígido retráctil eléctrico, faros retráctiles y ventanillas eléctricas.

Bentley de 4,5 litros de 1928

Es imposible hablar de los Bentley y no mencionar las 24 horas de Le Mans. Empezaron a competir en la carrera inaugural de Le Mans en 1923, y ganaron cuatro veces consecutivas entre 1927 y 1930.

El 4,5 litros es uno de esos coches ganadores. Se alzó con la victoria en 1928. El coche destaca por su motor de gran capacidad, que fue seleccionado para compensar la pesada y cuadrada carrocería. El cuatrimotor 4398cc SOHC 4 de cuatro válvulas en línea tenía una potencia de 110 caballos. Se construyeron nada menos que 665 de estos coches entre 1927 y 1931. La carrocería Vanden Plas adornada con la pintura verde británico de competición hace que este Bentley sea excepcionalmente atractivo.

Porsche Carrera GTL de 1960

Basado en el 356, uno de los coches deportivos más destacados de su época, el Carrera fue un modelo especial modificado para su uso en competición. Solo se fabricaron 60 unidades, y 20 de ellas fueron a parar al especialista en tuning Carlo Abarth en Turín, donde fueron modificadas para reducirles el peso. El resultado fue el Carrera GTL.

La carrocería fue diseñada por el estilista Franco Scaglione, muy conocido por sus diseños aerodinámicos y simplificados. Estos coches compitieron en las 24 horas de Le Mans entre 1960 y 1962, donde obtuvieron tres victorias consecutivas en 1600cc. Este particular vehículo fue suministrado primero en Suecia en el momento de la venta, tiene un alto nivel de originalidad y puede presumir de kilometraje bajo.

Howmet TX de 1968

Durante los años cincuenta había mucho interés respecto al posible reemplazo de futuros motores alternativos por motores de turbina de gas. Renault, Fiat, Rover y Chrysler, como muchas otras instituciones, llevaron a cabo pruebas con esas máquinas. Este Howmet TX es un raro ejemplo de tecnología de turbina de gas implementada en un coche de carreras.

El instigador de este proyecto fue el piloto de carreras Ray Heppenstall, que propuso equipar una estructura McKee Engineering con dos motores de turbina de helicóptero de Continental Aviation. El coche no logró completar las carreras de resistencia de 24 horas de Daytona, Sebring y Le Mans de 1968, pero consiguió varios resultados favorables en carreras cortas.

Ferrari 250GT de 1956

Enzo Ferrari siempre mostró una clara preferencia por los motores de 12 cilindros desde que dejó Alfa Romeo. Cumpliría este sueño con el Ferrari-Colombo V12, diseñado por el ingeniero Gioacchino Colombo, que había dejado Alfa Romeo para trabajar con Ferrari. El coche que utilizaría este motor sería la serie 250.

Fue fabricado por primera vez en 1956 y la mayoría de los modelos del 250GT fueron construidos por Scaglietti según el diseño de carrocería de Pinin Farina. Sin embargo, Zagato también fabricó un número limitado de cinco coches dirigidos a clientes que buscaban un diseño más radical. Este particular vehículo fue el primero y presenta una variación de dos tonos azul marino metálico y color blanco que lo diferencia del resto de la línea Ferrari.

Tenemos pensado añadir a Gran Turismo en el futuro el Alfa Romeo 8C 2300 ganador del trofeo Gran Turismo. El ganador del premio al mejor del festival Pebble Beach Concours d’Elegance de este año es el Bentley de 8 litros Gurney Nutting Sports Tourer de 1931.

(Descripciones ofrecidas por Hideo Kodama)