GT

Please select your country / region

Close Window
Comunidad de GT SPORT
ES
ArribaInformes en directoNations CupManufacturer SeriesCalendarioArchivos

Volver a la lista

MANUFACTURER SERIES
Toyota se convierte en el nuevo rey de los fabricantes en el segundo día de la "Final mundial de 2019 - Mónaco"
23/11/2019

MONTECARLO, Mónaco (23 de noviembre de 2019) – La final mundial de los FIA Gran Turismo World Championships, celebrada en el majestuoso principado de Mónaco, ha entrado hoy en su segundo día de competición con una final climática de la Manufacturer Series. Pese a que una lluvia torrencial y unos fuertes vientos han azotado la costa del lugar, el aire del interior del Sporting Monte Carlo de Mónaco se ha cargado de electricidad mientras el favorito, Mercedes-Benz, ha intentado rematar un año glorioso que le ha visto ganar dos eventos del World Tour, en Nueva York y Salzburgo.

Mercedes-Benz parecía difícil de batir en Mónaco tras anotarse el mejor tiempo de la clasificatoria general con Tom Lartilleux al volante; no obstante, Toyota iba a plantar cara, pues su piloto estrella, Igor Fraga, estaba decidido a recuperar su puesto entre los mejores pilotos del mundo después de la desastrosa actuación en la semifinal de la Nations Cup del día anterior. Una conducción genial por su parte en la sesión clasificatoria de los 6 mejores, que decide el orden de salida en la primera carrera, dio a Toyota la pole, por delante del fabricante alemán. El escenario estaba dispuesto, y era el momento de que los equipos empezaran a rugir.

Primera carrera de la Manufacturer Series

En una competición a 20 vueltas por el circuito de Dragon Trail – Jardines II, todo dependió de la estrategia de gestión de neumáticos. Las normas requieren que se utilicen los compuestos blando, medio y duro durante un mínimo de seis vueltas cada uno y que cada piloto (de tres que consta el equipo) haga cinco vueltas como mínimo. El brasileño Igor Fraga, el primero de la parrilla, optó por salir con neumáticos blandos. Cody Nikola Latkovski de Australia puso al Mercedes-Benz AMG GT3 en segundo puesto, mientras que el francés Baptiste Beauvois cerró los tres primeros con el RC F GT3 del equipo Lexus.

Gracias a los neumáticos blandos, Toyota pudo distanciarse del grupo con rapidez, mientras que Mercedes-Benz –que había empezado con los medios– optaba por guardarse los más rápidos para luego. Irónicamente, la mayor lentitud para tomar las curvas de los duros ayudó a mantener alejado al resto del grupo del líder, Toyota, y en especial al Lexus que iba en tercer puesto y con neumáticos blandos, que no pudo adelantar al AMG GT3, lo cual le dio al Supra una gran ventaja inicial.

Durante la mayor parte de la carrera, la acción se centró en el grupo principal, con el Aston Martin V12 Vantage, el Alfa Romeo 4C, el Jaguar F-Type, el BMW, el Chevrolet Corvette C7 y el Ford GT LM Spec luchando por la cuarta posición. Mientras tanto, en un sorprendente giro de los acontecimientos, Porsche –con el héroe del World Tour de Tokio al volante, Angel Inostroza– quedaba entre los rezagados debido a repetidos incidentes de contacto con otros coches. Tras darle el relevo al australiano Matt Simmons, el 911 RSR se hundió todavía más, hasta el décimo puesto, cuando el Corvette lo embistió por el lado después de salirse de la pista haciendo trompos.

Al final de la vuelta 12, el equipo de Mercedes-Benz entró en boxes para cambiar a neumáticos blandos y hacer un sprint final hasta la línea de meta. En ese momento, Toyota y Lexus llevaban neumáticos duros e iban el primero y el segundo, lo cual daba al piloto de Mercedes-Benz un déficit de nueve segundos que debía compensar. El francés condujo con una destreza increíble y alcanzó sin esfuerzo alguno al Ford GT que llevaba el estadounidense Armen Aghakhan y que se había plantado en la tercera posición cuando el AMG GT3 entró en boxes.

Mientras el Aston Martin de Fabián Portilla (Chile) y el Jaguar de Vinicius Neto luchaban por el séptimo puesto, Lartilleux atrapó por fin al Lexus de Adriano Carrazza (Brasil) en la penúltima vuelta después de que el brasileño hubiera mantenido a raya con gran valor al impetuoso AMG GT3, pero al final no pudo compensar la diferencia de velocidad entre los neumáticos duros y los blandos, que se estima que es de unos tres segundos por vuelta. Aunque esta lucha impidió que el Mercedes-Benz se acercara al Supra, con el francés Rayan Derrouiche al volante. Así, el Supra se hizo con una victoria relativamente fácil, gracias en gran parte al excelente trabajo en equipo y a una regularidad fenomenal del trío de pilotos de Toyota, que rubricaron una carrera casi impecable.

PUESTO FABRICANTE/PILOTOS TIEMPO
1 Toyota Tomoaki Yamanaka / Rayan Derrouiche / Igor Fraga 30:45.075
2 Mercedes-Benz Cody Nikola Latkovski / Tom Lartilleux / Anthony Felix +03.413
3 Lexus Adriano Carrazza / Andrew Brooks / Baptiste Beauvois +04.785
4 BMW Coque López / Nicolás Rubilar / Randall Haywood +08.934
5 Alfa Romeo Daniel Solis / Alonso Regalado / Shogo Yoshida +13.051
6 Audi Hayden Hunter / Martin Grady / Tatsuhiko Kato +15.050
7 Ford Adam Wilk / Armen Aghakhan / Ádám Tápai +16.852
8 Aston Martin Fabian Portilla / Ayumu Takida / Nick McMillen +17.180
9 Jaguar Kenny Conomos / Vinicius Neto / Florent Pagandet +17.442
10 Chevrolet Koki Mizuno / Marco Mendoza / Matthew McEwen +20.355
11 Porsche Angel Inostroza / Tristan Bayless / Matt Simmons +20.583
12 Hyundai Kevan Pounder / Anthony Duval / Connor Healy +37.566

Segunda carrera de la Manufacturer Series

Con otros 12 puntos para el ganador, el escenario de la segunda carrera no fue otro que el WeatherTech Raceway Laguna Seca, que acababa de presentarse en Gran Turismo Sport ese fin de semana. En este formato, el favorito de muchos competidores, cada equipo tiene como objetivo completar 20 vueltas en bólidos Gr.4 con las mismas normas generales que en la primera carrera: los tres pilotos deben conducir un mínimo de cinco vueltas cada uno y hay que utilizar los tres tipos de neumáticos.

Como había ganado la carrera anterior, Toyota salió en la pole, con Mercedes-Benz en la segunda casilla y Lexus y BMW ocupando la segunda fila. El japonés Tomoaki Yamanaka salió el primero por el equipo Toyota con su 86 y neumáticos medios, mientras el australiano Cody Nikola Latkovski se sentaba al volante del Mercedes-Benz SLS AMG, calzado con neumáticos blandos.

La estrategia de Mercedes-Benz resultaba evidente: sobrepasar a Toyota lo más pronto posible e intentar conseguir una gran ventaja mientras iban con los neumáticos blandos, los cuales eran unos dos segundos por vuelta más rápidos que los medios. Y las cosas salieron justo conforme a lo planeado cuando el SLS adelantó al 86 en la quinta curva. Mientras tanto el BMW M4, pilotado por el chileno Nicolas Rubilar, casi se abalanzó sobre el francés Baptiste Beauvois, que llevaba el Lexus RC F, y se hizo con el tercer puesto.

El Audi TT Cup que conducía el japonés Tatsuhiko Kato y el Alfa Romeo C4, con el peruano Alonso Regalado al volante, se vieron las caras en la cuarta vuelta mientras el Aston Martin V8 Vantage de Ayumu Takita (Japón) escalaba dos posiciones y se colocaba el quinto. En ese momento, Mercedes-Benz ya empezaba a distanciarse y consolidar una ventaja de 4 segundos en cabeza.

La mayoría de coches hicieron su primera parada en boxes en la sexta vuelta, pero Mercedes-Benz y Lexus optaron por seguir y sacar toda la ventaja posible con los neumáticos blandos. Entraron en la vuelta 8, y el estadounidense Anthony Felix se metió en el SLS con neumáticos duros, mientras que Andrew Brooks de Canadá se encargó de pilotar el RC F llevando medios.

En la vuelta 12, el RC F al fin logró alcanzar al SLS AMG, gracias a unos neumáticos más adherentes, y se hizo con la delantera, pero después de la última parada en boxes, el as del volante de Mercedes-Benz, el australiano Cody Nikola Latkovski, se fue aproximando al brasileño Adriano Carrazza y acabó por adelantar al Lexus en la vuelta 15. Mientras tanto, en tercer lugar se encontraba el Toyota del francés Rayan Derrouiche, que ejercía mucha presión y acabó adelantando al RC F en el Sacacorchos de la vuelta 17 y se colocó detrás del parachoques trasero del SLS en la vuelta 19. La última vuelta fue un disputado combate entre dos pilotos que no querían ceder ni un ápice. Fue un final muy ajustado, pues el Mercedes-Benz cruzó la línea de meta tan solo con 0,062 segundos de ventaja, suficientes para hacerse con el primer puesto para la gran final.

PUESTO FABRICANTE/PILOTOS TIEMPO
1 Mercedes-Benz Cody Nikola Latkovski / Tom Lartilleux / Anthony Felix 30:00.066
2 Toyota Tomoaki Yamanaka / Rayan Derrouiche / Igor Fraga +00.062
3 BMW Coque López / Nicolás Rubilar / Randall Haywood +03.704
4 Alfa Romeo Daniel Solis / Alonso Regalado / Shogo Yoshida +06.020
5 Lexus Adriano Carrazza / Andrew Brooks / Baptiste Beauvois +08.799
6 Aston Martin Fabian Portilla / Ayumu Takida / Nick McMillen +12.537
7 Audi Hayden Hunter / Martin Grady / Tatsuhiko Kato +16.438
8 Ford Adam Wilk / Armen Aghakhan / Ádám Tápai +22.596
9 Jaguar Kenny Conomos / Vinicius Neto / Florent Pagandet +23.858
10 Porsche Angel Inostroza / Tristan Bayless / Matt Simmons +27.004
11 Hyundai Kevan Pounder / Anthony Duval / Connor Healy +31.123
12 Chevrolet Koki Mizuno / Marco Mendoza / Matthew McEwen +51.930

Gran final de la Manufacturer Series

Todo se iba a decidir en el último evento del año, en el que un equipo se coronaría como el rey de la Manufacturer Series de los FIA Gran Turismo Championships de 2019. Con el doble de puntos en juego en la gran final, equipos como BMW, Lexus, Alfa Romeo y Aston Martin aún tenían oportunidades de quitarles el título a Mercedes-Benz o Toyota, que estaban en lo alto de la tabla con 22 puntos cada uno. Mercedes-Benz y Toyota siguieron diferentes estrategias: el equipo alemán empezó la carrera con su mejor piloto, el australiano Cody Nikola Latkovski, al volante de un AMG GT3 con neumáticos blandos, mientras que Toyota se decidió por el nipón Tomoaki Yamanaka y un GR Supra Racing Concept con los lentos neumáticos duros. El ganador se decidiría en la complicada Tokyo Expressway - Círculo interior sur, donde las estrechas carreteras creaban un circuito tumultuoso: la pintura de las carrocerías corría peligro.

Yamanaka hizo gala de su destreza ya desde el principio, cuando, pese a sus neumáticos más lentos, adelantó al SLS AMG de Latkovski en la primera de las 20 vueltas. BMW, con el estadounidense Randall Haywood al volante, no empezó nada bien, pues su M6 GT3 se abrió en la primera curva y bajó inmediatamente tres puestos, hasta el 6.º. La situación fue de mal en peor para Mercedes-Benz, cuando el nipón Shogo Yoshida, del equipo de Alfa Romeo, adelantó a ese equipo unas curvas más tarde.

Cuando los coches alcanzaron velocidades de 260 km/h en la recta posterior, donde el Mercedes-Benz volvió a hacerse con el segundo puesto, a los ocho mejores coches solo los separaba poco más que un segundo de diferencia. El primer puesto cambió de manos varias veces durante las siguientes vueltas; Toyota, BMW y Mercedes-Benz se disputaban el podio, y para la sexta vuelta, los cuatro equipos que estaban en cabeza se fueron alejando del resto de los competidores. Todos los coches menos el BMW se metieron en boxes: el estadounidense Anthony Felix se puso al volante del Mercedes-Benz (con neumáticos duros) y el francés Rayan Derrouiche tomó el relevo en el Supra (con neumáticos medios).

Derrouiche consiguió adelantar a Felix en la siguiente vuelta y hacerse con el primer puesto. Consecuentemente, los demás competidores empezaron a rebasar al Mercedes-Benz hasta que este acabó en el 6.º puesto. Mientras se disputaba una ardua batalla por los puestos del 2.º al 6.º, para la vuelta 10 (el ecuador de la carrera) Toyota consiguió afianzar su delantera con un margen de 5 segundos. En esos momentos, en segundo puesto estaban el Alfa Romeo del peruano Alonso Regalado y el Jaguar F-Type del brasileño Vinicius Neto, que había ido subiendo puestos desde la 9.ª posición de la parrilla de salida.

Después de la última parada en boxes, Fraga se puso al volante del Supra con neumáticos blandos, y el francés Tom Lartilleux, al mando del Mercedes-Benz, consiguió hacerse con la 2.ª posición en la vuelta 14, pero la única forma que tendría de alcanzar al Toyota, que ya le sacaba 10 segundos de ventaja, sería si Fraga volvía a cometer un error gordo. ¿Podría pasar eso una segunda vez?

En las últimas vueltas de la carrera apareció repentinamente el Chevrolet Corvette C7 pilotado por el japonés Koki Mizuno, que surgió de la nada para luchar por el tercer puesto tras subir nueve posiciones. Con el Supra casi ya coronado como vencedor, la batalla por los dos huecos restantes del podio se estaba calentando cada vez más. El público no paraba de morderse las uñas mientras unos coches y otros no dejaban de adelantarse entre sí, pero al final, Mercedes-Benz quedó en 2.º puesto y, para sorpresa de todos, Chevrolet se hizo con el último peldaño del podio.

Después de sumar los puntos obtenidos, Toyota se coronó como campeón de la Manufacturer Series de los FIA GT Championships de 2019, seguido de Mercedes-Benz, Alfa Romeo, Aston Martin y Lexus, en ese orden.
Fraga pudo resarcirse tras su pobre rendimiento en la Nations Cup. Después de la carrera declaró: "Después de lo que pasó ayer, no sé muy bien qué pensar, pero aún quería ganar la Manufacturer Series. Estoy muy contento ahora, porque mi equipo consiguió lo que queríamos, y yo no podría haberlo hecho sin mis compañeros Tomoaki (Yamanaka) y Rayan (Derrouiche)".

Latkovski, el subcampeón de Mercedes-Benz, dijo: "Es maravilloso poder estar en el podio. Estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido, pero, por desgracia, la situación no nos sonrió y cometimos algunos errores de estrategia, pero es lo que tienen las carreras. Solo tengo palabras de agradecimiento para Anthony (Felix) y Tom (Lartilleux), mis compañeros de equipo. Y me quito el sombrero ante el equipo de Toyota por su gran desempeño".

PUESTO FABRICANTE/PILOTOS TIEMPO
1 Toyota Tomoaki Yamanaka / Rayan Derrouiche / Igor Fraga 39:43.160
2 Mercedes-Benz Cody Nikola Latkovski / Tom Lartilleux / Anthony Felix +12.627
3 Chevrolet Koki Mizuno / Marco Mendoza / Matthew McEwen +16.882
4 Alfa Romeo Daniel Solis / Alonso Regalado / Shogo Yoshida +17.043
5 Aston Martin Fabian Portilla / Ayumu Takida / Nick McMillen +17.850
6 Ford Adam Wilk / Armen Aghakhan / Ádám Tápai +18.788
7 Jaguar Kenny Conomos / Vinicius Neto / Florent Pagandet +18.956
8 Porsche Angel Inostroza / Tristan Bayless / Matt Simmons +21.057
9 Lexus Adriano Carrazza / Andrew Brooks / Baptiste Beauvois +23.321
10 Audi Hayden Hunter / Martin Grady / Tatsuhiko Kato +24.329
11 Hyundai Kevan Pounder / Anthony Duval / Connor Healy +40.504
12 BMW Coque López / Nicolás Rubilar / Randall Haywood +44.191
PUESTO FABRICANTE/PILOTOS CARRERA 1 CARRERA 2 GRAN FINAL TOTAL DE PUNTOS
1 Toyota Tomoaki Yamanaka / Rayan Derrouiche / Igor Fraga 12 10 24 46
2 Mercedes-Benz Cody Nikola Latkovski / Tom Lartilleux / Anthony Felix 10 12 20 42
3 Alfa Romeo Daniel Solis / Alonso Regalado / Shogo Yoshida 6 7 14 27
4 Aston Martin Fabian Portilla / Ayumu Takida / Nick McMillen 3 5 12 20
5 Lexus Adriano Carrazza / Andrew Brooks / Baptiste Beauvois 8 6 4 18
6 Chevrolet Koki Mizuno / Marco Mendoza / Matthew McEwen 1 0 16 17
7 Ford Adam Wilk / Armen Aghakhan / Ádám Tápai 4 3 10 17
8 BMW Coque López / Nicolás Rubilar / Randall Haywood 7 8 0 15
9 Jaguar Kenny Conomos / Vinicius Neto / Florent Pagandet 2 2 8 12
10 Audi Hayden Hunter / Martin Grady / Tatsuhiko Kato 5 4 2 11
11 Porsche Angel Inostroza / Tristan Bayless / Matt Simmons 0 1 6 7
12 Hyundai Kevan Pounder / Anthony Duval / Connor Healy 0 0 0 0
FIA GT Championships 2019 | Manufacturer Series | Final Mundial | Final
Después de su gran rendimiento en el World Tour, ¿podrá Merc...

Volver a la lista